Partes de dirección

Varillas tensoras: evitan que las llantas se corran hacia atrás o adelante cuando se arranca o se frena o cuando se cae en un hueco. Generalmente se les gastan los bujes de caucho que les sirven de unión al chasís y hay que reemplazarlos para evitar ruidos abrumadores.

Tijera: es el soporte sobre el cual se sostiene y bascula toda la suspensión. Se apoyan en dos puntos sobre el chasís por medio de bujes que eventualmente hay que reemplazarlos y soportan el portarrodamientos y el amortiguador.

Mangueta: o portarrodamiento, es la pieza metálica de unión entre la tijera y el amortiguador, y sirve, además, como soporte de la rueda.

Rótula: es una terminal universal que une la mangueta con la tijera.

Brazo oscilante: en algunos modelos es una especie de tijera simplificada con un solo apoyo sobre el chasís.

Mac Pherson: es uno de los tipos de suspensión más difundidos en la industria automotriz, gracias a su sencillez, suavidad y facilidad de mantenimiento.

Espiral: es el complemento del amortiguador, pues le da el balance y la firmeza necesaria a la suspensión.

Ballesta: para trabajo pesado o en vehículos viejos, cumple la misma función del espiral.

Barra estabilizadora: es una robusta varilla metálica instalada transversalmente entre las suspensiones derecha e izquierda que tiene como función evitar los bamboleos de la carrocería en los virajes.

Mogolla: son unos indeseables suplementos de mecánicos chambones.

Zanahoria: en los antiguos Renault 4 y 6 era el buje de las varillas tensoras.

Colombina: en el recordado Renault 12 era el dispositivo de unión entre el amortiguador, la tijera superior y la barra estabilizadora.

Caja de dirección: es la encargada de cumplir las órdenes del piloto cuando éste gira el timón. Reparte el movimiento a ambos lados, equitativamente.

Terminal de dirección: su función es unir la caja de dirección con la mangueta.

Los sistemas de dirección se consideran de bajo mantenimiento, a inspecciones periódicas de los componentes sujetos a desgaste, como las rotulas, tapas anti polvo, el nivel de liquido de la bomba, la sustitución y/o sustitución de fluidos según las recomendaciones de fabricante, las mangueras, las correas de transmisión de la bomba, etc. Frenos y Suspensiones te recomienda inspeccionar frecuentemente en busca de posibles fugas

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *