Cilindro

Su función principal es la de permitir el desplazamiento del pistón en su interior. El funcionamiento es el siguiente, se inyecta gasolina y aire en el cilindro mientras el pistón baja, al subir se comprime la mezcla que explota por la chispa de la bujía. De nuevo el pistón baja y se produce la combustión. Cuando el pistón vuelve a subir se eliminan los gases quemados.

El hecho de no cambiar cada dos años, el liquido de frenos, y la inactividad del coche, puede traer problemas en el correcto funcionamiento del sistema y con ello, un serio peligro.

Para solucionarlo, se puede optar por el cambio de la pieza, ya que no suele ser un elemento caro, pero en los casos en que se encuentren con facilidad, como sucede en muchos vehículos clásicos, se puede proceder a la reparación y esta pasará por el desmontaje total de la pieza, pulido interno del cilindro y externo de los émbolos, cambio de retenes y guardapolvos de goma.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *