Imagen1

Mantenimiento y revisión del sistema de frenos

Mantenimiento y revisión del sistema de frenos de disco y tambor

Como bien sabemos, los frenos son uno de los elementos más importantes de un vehículo, y dentro de sus diferentes partes, existen varios elementos que generan mayor desgaste, como las pastillas y los discos de freno, entre otros; esto se debe por la fricción ocasionada entre estos elementos. Por ello, estas partes deben estar sometidas a revisión preventiva y periódica.

Sistema de freno de disco.

  • Pastillas de freno: Son fundamentales en el freno ya que el roce que estas generan con el disco son necesarias para una desaceleración y frenado eficientes, por eso si notamos un desgaste en ellas es necesario hacer una cambio correctivo para este problema, y evitar daños mayores en otras partes del sistema y lo más importante un accidente.
  • Discos de freno: Encargados de crear la fricción necesaria para impedir la movilización del vehículo y de las ruedas, esto sucede cuando las pastillas ejercen la presión necesaria en el disco, hasta detenerlo.

    Contrario a las pastillas este elemento no llega a un desgaste tan prematuro, sin                embargo, no sobra decir que es recomendable hacer la respectiva revisión en                    cada cambio de pastillas.

  • Bomba de freno: O “cilindro maestro”, su función es de transformar la energía o presión ejercida en el pedal junto al servofreno en fuerza hidráulica.
  • Servofreno o booster: Por decirlo así, es un calibrador de la fuerza que podamos ejercer en el freno, últimamente conocido como “ayuda de pedal”, permitiendo así frenar el vehículo con más comodidad.

Sistema de freno de tambor

  • Zapatas: Su función es impulsar dentro del tambor la presión necesaria para hacer efectiva la parada del vehículo.
  • Freno: Es que el visualmente ves cuando mencionamos freno de tambor unido a la rueda y con un material que le ayuda a resistir altas temperaturas como es el hierro.
  • Cilindro de freno: El que se encarga de manejar las zapatas, este a su vez ejerce presión en un pistón empujando las zapatas hacia el tambor.

    Se requiere para cada lado rueda un cilindro.

  • Plato: Es una base firme para otros componentes del freno de tambor.

 

Imagen6

¿Qué es el líquido de frenos?

¿Qué es el líquido de frenos?

Para un buen funcionamiento del sistema de frenado cumple un papel muy importante el líquido de frenos, pero muchos de nosotros desconocemos para qué sirve y cuáles son sus características principales.

Frenos y Suspensiones te dará una breve explicación sobre qué es un líquido de frenos, y qué tipos existen.

La función principal de este fluido es transmitir la fuerza que se ejerce en el pedal, a los frenos, efectivamente. Uno de los principales factores que debemos revisar  con frecuencia es el punto de ebullición, como ya lo hemos hablado, esto debido a que, entre más alto sea el calor generado y más alta la temperatura que alcanza el líquido de frenos, más fácil será que entre en ebullición, provocando la aparición de burbujas que disminuyen la potencia del freno.

¿Qué significa DOT en el líquido de frenos?

O ‘Department of transportation’  marca u organización estadounidense encargada de elegir y dictaminar los componentes y propiedades químicas que se utilicen en este fluido. Y este se encuentra distribuido en varias categorías como las cuales son:

  • DOT 3: Se usa en frenos convencionales y comunes siendo de los más económicos, presentando un punto de ebullición húmedo de 150°C y 210°C seco, cuenta con base mineralizada.
  • DOT 4: Es utilizado tanto en frenos convencionales, como tipo “ABS”  y mantiene un punto de ebullición de 175°C húmedo y 230°C seco.
  • DOT 5: Especializado únicamente para vehículos, cuyo líquido se encuentre en base sintética, siendo su punto de ebullición en un promedio de 260°C.
  • DOT 5.1: Hace referencia a los líquidos con un punto de ebullición seco de 270°C y 185°C húmedo. Al contrario del DOT 5 esta hecho a base de mineral.

 

Imagen1

¿Cada cuánto se debe cambiar el liquido de frenos?

¿Cada cuánto se debe cambiar el líquido de frenos?

La revisión técnica que recomendamos en Frenos y Suspensiones en cuanto a este producto es un año, sin embargo su período de reemplazo puede variar por distintas razones:

  • El deterioro del líquido que puede presentar cambios dañinos en su estado, como humedad, siendo esto un perjuicio para las partes metálicas o de caucho, ya que llega a un punto corrosivo y provoca fallas en estos componentes del sistema de freno.
  • Otro problema que presenta el líquido de frenos es el vapour lock. Es decir las burbujas de aire que hay en el circuito hidráulico. Estas burbujas que se generan de forma peligrosa, pueden reducir la eficacia del frenado. Se presentan debido a que con el paso del tiempo, el fluido se deteriora y reduce su punto de ebullición, es importante saber que, si nuestro vehículo ha permanecido inmóvil o quieto un tiempo, es recomendable hacer el mantenimiento de este aunque se haya cambiado el líquido hace poco.
  • El kilometraje también tiene que ver, ya que por lo general los expertos en esta rama de la mecánica, recomiendan hacerlo cada 40.000 KM, aunque ellos también señalan la importancia de tener en cuenta la opinión del fabricante.